Qué se entiende por marketing de contenidos

 Aunque las empresas han confiado en las estrategias de marketing tradicionales durante décadas, algunas todavía se preguntan: ¿qué es realmente el marketing de contenidos? ¿Y por qué lo necesito ahora?



El marketing de contenidos, cuando se quitan todas las capas de técnicas, tendencias y posibilidades, es una oportunidad de negocio.

Porque es una herramienta que pueden utilizar para crecer. A medida que las empresas luchan por lograr el crecimiento en un entorno empresarial difícil, estamos viendo que el interés y el presupuesto se desplazan hacia el marketing de contenidos como la mejor opción para los presupuestos de marketing.


Conclusiones rápidas:

El marketing de contenidos es una oportunidad para alcanzar y convertir nuevos clientes.

El marketing de contenidos genera resultados cuantificables y un retorno de la inversión superior a las tácticas de marketing más tradicionales.

El marketing de contenidos permite construir relaciones que mejoran la confianza en la marca.

El marketing de contenidos centra una organización en contar historias de marca que resuenen con los clientes.


¿Qué es realmente el marketing de contenidos?

El marketing de contenidos es el proceso de publicar constantemente contenidos que el público quiere consumir. Implica que las marcas actúen más como editores y creen contenido en un destino que les pertenece (su sitio web) que atraiga a los visitantes.

El marketing de contenidos no es lo mismo que el contenido. Se centra en el cliente, respondiendo a sus preguntas importantes y satisfaciendo sus necesidades y desafíos.

El marketing de contenidos crea un activo financiero. Permite a las empresas llegar, captar y convertir a clientes que nunca habrían visto utilizando las palabras clave que los clientes utilizan y creando el contenido que consumen en su propio sitio web para responder a esas preguntas.

El marketing de contenidos representa la brecha entre lo que producimos como marcas y lo que busca nuestro público. Conduce a un valor comercial cuantificable.

Esto lo hace realmente diferente a la publicidad (más sobre esto en un momento).

Lo que hace que el marketing de contenidos sea diferente a otros tipos de marketing es el retorno de la inversión y el valor comercial que ofrece a lo largo del tiempo.

El marketing de contenidos permite a cualquier empresa aumentar su presencia en la búsqueda orgánica porque se centra en compartir el liderazgo de pensamiento. Al utilizar el SEO y el conocimiento de los contenidos como componentes críticos, el marketing de contenidos está cada vez más alineado con las necesidades de los clientes.

Sin embargo, para que el marketing de contenidos funcione, debe estar bien ejecutado. Esto incluye el desarrollo de una estrategia de contenidos.

Los especialistas en marketing de contenidos de éxito se ajustan a un calendario de contenidos: 12 meses de ideas de contenidos basados en datos. Luego, ese plan se ejecuta y se optimiza de forma regular

En muchas empresas, los contenidos se publican al azar en función de las peticiones de los ejecutivos. Estos actos aleatorios de contenido no apoyan los objetivos estratégicos y a menudo producen poco en forma de resultados empresariales.


La ventaja empresarial de un buen marketing de contenidos

A diferencia de otros enfoques, hay algo especial que hace que el marketing de contenidos destaque como el mejor de los métodos de marketing modernos: Es sostenible.

Cuando se hace bien -con una estrategia detrás y relevancia dentro de cada pieza- ofrece el beneficio de un crecimiento exponencial, construyendo la conciencia de marca y la confianza, ganando a los prospectos y convenciendo a los clientes potenciales, y encariñándose con sus clientes, ayudando a construir una base leal de defensores de la marca.

Una vez que se pone en marcha la estrategia de marketing de contenidos, se produce el efecto de bola de nieve positiva. La presencia de su marca se hace más grande y más impactante. Resulta más fácil alcanzar sus objetivos de marketing con contenidos futuros porque ya tiene una base establecida: una amplia biblioteca de contenidos escritos, visuales y experienciales, todos ellos diseñados para resonar con sus compradores objetivo.

Esto contrasta con el marketing tradicional. La publicidad, incluso con los sofisticados anuncios digitales actuales, puede crear una sobreexposición. Las audiencias se saturan con la promoción de la marca que no ofrece ningún valor genuino a las personas con las que estás tratando de construir relaciones con los clientes.


El contenido resuena, la publicidad satura

Un factor crítico en su marketing de contenidos es la relevancia. ¿Cuáles son los retos, los puntos de dolor y las necesidades de sus clientes? Eso es lo que debe escribir, no producir un anuncio para su marca. Un contenido bien escrito y profundo atrae a su público y le sitúa como líder de opinión.

Por el contrario, la publicidad, incluso la digital, conduce a la sobreexposición y la saturación. No has intentado construir una relación con tu audiencia. En su lugar, sólo has plasmado una historia de tu marca como protagonista sin dar cabida al verdadero héroe, tu cliente.

En resumen, como dije hace unos años, el contenido adecuado es "un vehículo que puede librarnos de la enfermedad de la "muerte por SPAM" que aún persiste en muchas organizaciones de marketing."


El impacto del marketing de contenidos en las empresas

Entonces, puede que todavía se esté preguntando, ¿por qué el marketing de contenidos? ¿No se trata simplemente de publicar un blog de vez en cuando? ¿Cómo sabes que el marketing de contenidos tiene un verdadero ROI (retorno de la inversión)?

Es normal tener aprensión a invertir en algo que parece hipotético por naturaleza. Pero las estadísticas no mienten. Considere estas impresionantes cifras:


Crecimiento del tráfico web: Las empresas que bloguean tienen, de media, un 434% más de páginas indexadas que las que no lo hacen. Más contenido equivale a más tráfico, y los comercializadores de contenido han visto un crecimiento anual 7,8 veces mayor en el tráfico único del sitio. (Fuente: Aberdeen)

Menos presupuesto pero más resultados: El marketing de contenidos consigue tres veces más clientes potenciales que la publicidad de pago en las búsquedas. Además, cuesta un 62% menos ejecutar el marketing de contenidos que cualquier otro tipo de campaña. (Fuente: Demand Metric)

Mayores tasas de conversión: Las marcas que utilizan el marketing de contenidos pueden esperar tasas de conversión 6 veces más altas. (Fuente: Aberdeen)

Más oportunidades para que su marca llegue a los ojos adecuados: El 47% de los usuarios de Internet leen blogs a diario. (Fuente: Statista)

Los compradores anhelan el contenido en el proceso de toma de decisiones: El 80 por ciento de los empresarios y ejecutivos prefieren conocer las marcas a través de artículos en lugar de anuncios. El 41 por ciento de los compradores B2B consumen de tres a cinco piezas de contenido antes de hablar con ventas. (Fuente: Demand Gen Report)

Liderazgo intelectual: Desarrollar una biblioteca de contenidos creíble que señale su autoridad y experiencia atrae a los responsables de la toma de decisiones. De hecho, el 60 por ciento de los compradores afirma que el liderazgo intelectual les convenció para comprar un producto o servicio que nunca habían considerado anteriormente. (Fuente: Edelman-LinkedIn)

Las cifras no mienten. Esto no es más que una breve recopilación de lo que puede esperar cuando pone impulso a su marketing de contenidos. Puedes obtener estos beneficios y más. Sin embargo, tiene que empezar con una estrategia, discerniendo lo que significa el marketing de contenidos para su negocio y cómo va a ser intencional con lo que produce y dispersa.


Hay muchos ejemplos excelentes de marketing de contenidos de marcas grandes y pequeñas de todos los sectores. Tengo un gran ejemplo para compartir con usted ahora, que es aún más significativo dado el entorno actual.

Cleveland Clinic, una de las marcas sanitarias más respetadas, estableció una campaña en torno a su valor de poner "Los pacientes primero". El objetivo era que todos sus 40.000 empleados, a los que llaman "cuidadores", se comprometieran con este valor y lo vivieran cada día.

Para ello, crearon un vídeo, "Empatía: la conexión humana con la atención al paciente". El impactante vídeo se utilizó primero internamente, pero luego se publicó en las redes sociales y en su blog, Health Essentials. El blog experimentó un crecimiento sustancial, con 6 millones de visitantes al mes.

Fue una gran victoria para su equipo de marketing de contenidos, dirigido por Amanda Todorovich. Entendieron a su público, tanto interno como externo, y crearon contenidos que causaron una impresión duradera. Hablo más sobre la estrategia bien pensada de Amanda en mi libro Mean People Suck.

Como dije hace unos años, "El contenido es el vehículo que puede librarnos de la enfermedad de la "muerte por SPAM" que aún persiste en muchas organizaciones de marketing".

Es la solución al menguante impacto de las técnicas de marketing tradicionales.

Aproveche esta oportunidad de negocio y tendrá mucho que ganar.


Lo que no es el marketing de contenidos

Es importante que cuando se utilice el marketing de contenidos se entienda lo que es el marketing de contenidos y lo que no es.

Con esto en mente, el marketing de contenidos no es sólo piezas de contenido - publicando al azar blogs, posts en redes sociales, videos, páginas de aterrizaje, correo electrónico, etc. y esperando que algo se pegue.


No es más "cosas"

Donde muchas marcas se equivocan con el contenido es que no entienden la parte de la estrategia, desencadenando campañas de contenido sin la dirección de hacia dónde debe llevar el negocio y una comprensión de para quién es el contenido.

Sin estrategia, puedes acabar con un vídeo promocional, por ejemplo, que se parece más a un anuncio de promoción de tu empresa que a un contenido. Un vídeo promocional, por muy alta calidad que tenga la producción de vídeo, no es una pieza de contenido de vídeo útil diseñada para resonar con un grupo objetivo en una etapa específica del viaje del comprador, y que está conectada con el resto del contenido dentro de su estrategia.


Un blog no constituye una estrategia de marketing de contenidos

Sí, los blogs tienen una importancia sustancial en el marketing de contenidos, pero el simple hecho de tener un blog no te convierte en un vendedor de contenidos.

Es una parte de la ecuación, pero no el único aspecto. El marketing de contenidos consiste en proporcionar información, y eso puede ocurrir en muchos formatos y canales. El tema central de esta información es que sea útil para su destinatario.

Sólo cuando los blogs de la empresa están estructurados como editoriales -con 3-5 temas clave y un calendario de publicación coherente- pueden considerarse el mecanismo clave de entrega de su marketing de contenidos.

El contenido va mucho más allá de las publicaciones en los blogs. También va mucho más allá del mundo digital. El contenido es información, pero puede entregarse a través de innumerables canales (vídeo, gráficos, eventos en directo, aplicaciones, publicaciones en redes sociales, correos electrónicos). 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Tipos de contenido que se pueden crear

Guía para la compra de focos LED

Técnicas de redacción para una historia atractiva