Cualidades de un buen redactor de contenidos

 1. Excelentes habilidades de comunicación escrita

Lo primero y más importante es tener conocimientos básicos de gramática, ortografía y construcción de frases. No sólo es la base de la buena escritura, sino que su falta disminuye su credibilidad.





Manos incorpóreas tecleando en una máquina de escribir con una taza de café al lado


La buena noticia es que las habilidades comunicativas son bastante sencillas de aprender. Hay un montón de recursos en línea, numerosas herramientas útiles y gratuitas, y cuando tengas dudas sobre una frase, estás a una búsqueda en Google de resolver tu duda.


2. Capacidad de corrección y edición


Ser capaz de corregir y actualizar tu propio trabajo es parte de ser un buen escritor de contenidos.


Después de escribir un artículo, tómate un pequeño descanso y quítate el sombrero de escritor. Luego, vuelve a sentarte y ponte el sombrero de editor.


Llevo más de una década escribiendo profesionalmente. Todavía encuentro errores tipográficos después de editar un artículo una o dos veces. Recientemente, uno de los miembros de nuestra comunidad se dedicó a redactar varios contenidos para darse cuenta, con la ayuda de nuestra comunidad y de algunos de sus amigos, de que el contenido era casi imposible de leer. Pasó varios días reescribiendo/editando todo el contenido, y al final requirió más tiempo que el que hubiera requerido la simple corrección y edición del contenido la primera vez.


Revisar los errores después de escribir el primer borrador de la entrada de tu blog puede llevar tiempo, y podrías pensar que es más productivo utilizar ese tiempo para otras actividades de mantenimiento del blog o para crear nuevos contenidos, pero no es así.


Publicar contenido sin errores y de alta calidad con menos frecuencia es SIGNIFICATIVAMENTE más preferible que producir contenido con errores y de baja calidad con más frecuencia.


3. Habilidad para contar historias


habilidades del redactor de contenidos: narración de historias

¿En qué se diferencia escribir de contar historias?


Contar una historia va más allá de la gramática, la elección de palabras y la ortografía. Es utilizar tus propias experiencias y percepciones para desglosar un tema complejo y relacionarlo con tus lectores.


Los grandes narradores son capaces de entretener a los lectores a la vez que les enseñan algo y pueden evocar emociones a la vez que son concisos. Cuanto más hábil te vuelvas a la hora de entrelazar la narración en tu escritura de contenidos (sin importar el tema), más efectivo será tu contenido.


4. Personalidad


Para sentir algún tipo de conexión contigo, la gente necesita sentir que está leyendo un contenido escrito por una persona real y no por un generador de artículos (es algo real - y se están volviendo aún más prominentes con el aumento de la tecnología de inteligencia artificial).


Contar historias reales y cercanas implica ofrecer un poco de ti mismo a tus lectores. Puede dar miedo, pero no es necesario revelar todo.


Un buen escritor de contenidos es capaz de revelar la suficiente humanidad e individualidad para conectar con sus lectores, obligarles a leer su contenido y a seguir volviendo.


5. Dominio de la investigación


Un contenido bien escrito es bueno, pero un contenido bien investigado es aún mejor. En el caso de los contenidos en línea, la información que usted proporciona y que sus competidores no proporcionan es lo que le da la ventaja y se correlaciona directamente con el éxito de su contenido. Esta información proviene de la investigación.


El objetivo de la creación de contenidos es proporcionar a sus lectores toda la información útil que pueda. Eso sólo se consigue cuando se sabe cómo investigar y dónde encontrar fuentes de información fiables.


hombre investigando en su macbook con un cuaderno y un bolígrafo a su lado


Google tiene un valor incalculable para la investigación, pero hay otras fuentes que podrías estar pasando por alto. Reddit (una de las mejores fuentes de información imparcial y basada en la comunidad), Quora y otros sitios web basados en la comunidad son minas de oro de información privilegiada.


Como redactor de contenidos, deberías ser capaz de averiguar qué sitios web son creíbles y qué blogueros y personas influyentes destacan en el nicho para el que escribes. Recuerda que tu contenido es tan bueno como tus fuentes de información.


Aprende directamente de un bloguero profesional veterano, honesto y atento

Llevo más de una década ganándome la vida dirigiendo blogs, y ahora ayudo a la gente como me gustaría que alguien me hubiera ayudado a mí. Comienza con nuestra formación 100% gratuita "


6. Conocimiento de su lector objetivo


Escribir por escribir no sirve de nada. Ya hay suficiente palabrería en Internet.


Tienes que tener una idea clara de quién quieres que lea tu contenido. Si eres un bloguero y has realizado una investigación de tu audiencia cuando decidiste el nicho de tu blog, ya deberías tener una idea de quiénes son tus lectores objetivo.


Por el contrario, si eres un escritor freelance contratado como redactor de contenidos para un sitio web o un blog, tienes que consultar a fondo con el equipo de marketing o el propietario del negocio para averiguar quién es su público objetivo.


Tu lector objetivo informa tu estilo de escritura, la elección de palabras e incluso el formato del contenido, por lo que entender completamente para quién estás escribiendo es clave para crear el mejor contenido posible.


7. Adaptabilidad


Las habilidades de escritura se basan en los fundamentos relativamente sólidos del lenguaje, pero el clima digital cambia constantemente. Lo que está de moda hoy puede desaparecer mañana, y siempre hay una moda emergente o una nueva plataforma de medios sociales que espera su turno para ser el centro de atención.


la aplicación snapchat en el teléfono con todas las demás aplicaciones difuminadas

¿Recuerdas cuando Snapchat era grande?


Aparte de las tendencias digitales, las preferencias de los consumidores también cambian constantemente. Tu grupo demográfico objetivo puede cambiar sus preferencias en un santiamén; algo que es popular entre ellos ahora puede quedar obsoleto en unos meses o incluso en unas semanas.


Si no es capaz de ponerse al día con estos cambios, su contenido sufrirá por ello. Puede parecer que estás sirviendo contenido de calidad como siempre, pero los lectores pensarán que ya no es relevante y dejarán de leerlo (junto con cualquier otra cosa que escribas en el futuro).


Un buen redactor de contenidos evoluciona con la marea siempre cambiante y nunca deja que su contenido quede anticuado.


8. Conocimiento de las redes sociales


El marketing en las redes sociales es algo a lo que la mayoría de las empresas recurren para promocionar sus productos, servicios y contenidos hoy en día.


Los contenidos que se hacen virales en las redes sociales aumentan las posibilidades de llegar a grandes franjas de su público objetivo. Además, el contenido web que es popular en las redes sociales tiende a clasificarse mejor en Google y otros motores de búsqueda.


"Medios sociales" deletreados en fichas de Scrabble

Además de ser una herramienta para promocionar tus contenidos, desarrollar al menos unas habilidades básicas en las redes sociales es una forma estupenda de entrar en contacto con tu público objetivo y conocerlo mejor. Como he mencionado, conocer a tu público objetivo es un aspecto clave para crear contenido valioso.


9. Dominio de la optimización básica de los motores de búsqueda (SEO)


Incluso el mejor contenido no vale nada si nadie puede encontrarlo.


Para ello, hay que tener en cuenta el SEO.


Puede ser complicado, así que si sientes que te distrae de la creación de tu contenido, no tienes que profundizar demasiado. Sin embargo, es necesario que conozcas al menos lo básico.


Cuando sientas que puedes manejarlo, siempre puedes leer sobre técnicas avanzadas de SEO, pero recuerda siempre que crear contenido relevante y útil debe ser tu prioridad.


Cree contenido que se clasifique y genere ingresos

Es difícil encontrar una formación más completa en materia de blogs de forma gratuita. Compruébalo "


10. Integridad


En la era actual del marketing de contenidos y la publicidad nativa, ser transparente es más importante que nunca.


La gente está cansada de que le vendan, y está cansada de que le mientan acerca de que le vendan. A medida que digieren más contenido online, los consumidores han mejorado significativamente a la hora de detectar los posts patrocinados (es decir, los posts creados para promocionar enlaces de afiliados).


Si insistes en ocultar este importante hecho y tus lectores lo descubren, puedes decir adiós a tu credibilidad y adiós a tu audiencia.


La importancia de la transparencia en la escritura


En lugar de ser percibido como poco fiable, simplemente practica la transparencia. Cualquiera que lea este post probablemente ya se haya dado cuenta de que dirijo la comunidad de blogueros más radicalmente honesta de Internet: creo contenidos para encontrar blogueros afines y aspirantes y ayudarles a alcanzar sus objetivos.


No te cuesta nada ser honesto. Indica siempre claramente en tu artículo si te ha pagado una empresa para que escribas sobre su producto o servicio.


Además de revelar completamente que has sido patrocinado, tu integridad debe manifestarse a través de un contenido 100% original.


Mientras escribes, es probable que te encuentres con otros artículos bien escritos y te sientas tentado a pensar: "Hmmm, tal vez nadie se dé cuenta si copio/pego este artículo y publico esto en su lugar".


Como mínimo, los motores de búsqueda se darán cuenta.


Si tu blog es marcado por tener contenido duplicado, las cosas pueden ponerse feas REALMENTE. En el mejor de los casos, serás penalizado y tendrás más dificultades para clasificar tu contenido. En el peor de los casos, el titular de los derechos de autor del artículo le demandará.


Y si has publicado ese contenido en el blog de un cliente, éste puede ser penalizado y demandarte por daños y perjuicios. Por no hablar del hecho de que es casi seguro que te despidan.


TL;DR: escribe siempre contenido único.


11. Habilidades de gestión del tiempo


Si diriges tu propio blog, tendrás que hacer muchos más malabarismos que la creación de contenidos. Tendrás que optimizar tu contenido para que lo encuentren los motores de búsqueda, promocionar tu contenido, mantener tu blog y mucho más.


En cambio, si eres un redactor de contenidos autónomo, no tienes que ocuparte del mantenimiento de tu propio blog, pero sí tienes que trabajar en función de la agenda de tu cliente y eso significa que tendrás plazos firmes para tus contenidos. Por no hablar de todo el tiempo que dedicarás a mantener tus ingresos y tu carga de trabajo constantes.


De cualquier manera, tendrás que gestionar tu tiempo de manera eficiente y organizar tus tareas para poder cumplir con tus objetivos, ya sean establecidos por ti mismo o por un cliente.


12. Perseverancia


Habrá momentos en los que simplemente no tendrás ganas de escribir; como si todo lo que estás escribiendo ahora mismo fuera una mierda.


La única manera de superar este sentimiento es simplemente aparecer. Día tras día, sólo tienes que sentar el culo frente a tu espacio de trabajo y ponerte a ello.


La autora de best-sellers Elizabeth Gilbert dio una increíble charla Ted sobre este mismo tema: Tu esquivo genio creativo.


Lo que sale puede ser una porquería al principio, pero la porquería puede pulirse, editarse y reestructurarse para tener al menos una apariencia de artículo que valga la pena publicar.


Escribir basura es mejor que no escribir nada, así que sigue haciéndolo. Simplemente, preséntate.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Tipos de contenido que se pueden crear

Guía para la compra de focos LED

Técnicas de redacción para una historia atractiva